ALIMENTACIÓN Y CUIDADOS EN CAUTIVERIO:           

     Puede darse una dieta con pellets de alfalfa remojados en agua para que no le sean tan duros, o remojados en jugo de uva para que le sean mas apetecibles. Estos pellets son adquiridos en los lugares donde venden alimentos de conejo, y se encuentran disponibles en nuestros lugares de atención. También se remojan con bebidas mineralizantes (no energizantes), como la llamada Gatorade por ejemplo. 

     Puede darse alfalfa fresca picada en pequeños trozos, flores de rosa, mora, melón, manzana, peras, uvas sin semillas, tomates, zapallo, porotos, poca zanahoria, y muy poca banana y naranjas. La espinaca no es aconsejable. 

     Ayuda mucho si toda la comida se la entibia un poco. No suelen acostumbrarse a un horario para comer, por lo que los comederos tienen que estar siempre llenos a su disposición, porque nunca sabremos a que hora les apetecen algo. 

     En los comederos suelen proliferar hongos, por lo cual debemos higienizarlos continuamente. Cuando tenemos mas de una iguana, conviene tener un comedero por animal. Si dejamos un solo comedero habiendo varios animales, lo más probable es que alguna siempre quede sin comer, ya que si bien no pelean por la comida, tampoco comparten la misma en el mismo momento, o sea, esperan a que la anterior termine de comer para ir por las sobras. 

     Los comederos tienen que ser anchos y planos, ya que les gusta parase sobre la comida. En la dieta debe de haber vitamina D, calcio y fósforo para evitar así una enfermedad conocida como MBD o Enfermedad metabólica de los huesos, tratada más adelante. Para ello suele rociarse el alimento con suplementos minerales vitaminizados. 

     El agua también conviene colocarla en platos, pero si la dieta que esta ingiriendo es muy húmeda, puede que beba aparte muy poco. Esto no quiere decir que con la humedad del alimento les alcance, todo lo contrario, como todo ser vivo precisa del agua. 

     Necesitan el calor solar, y siempre buscan el lugar más cálido, y generalmente sobre elevado, por lo que debemos facilitarle un sitio para ello. Suelen subirse a los árboles, por lo que troncos y ramas deben de estar en su medio artificial. 

   El terrario puede construirse dentro de peceras de vidrio, cajones de madera o jaulas de alambre tejido lo suficientemente grandes como para que puedan correr y trepar en las ramas que colocamos. También podemos colocarle piedras grandes apiladas y cortezas de árboles que le permitan treparse y esconderse.

    Es necesario que realicen ejercicios por lo que conviene a veces sacarlas del terrario para que corran por la casa. Con este fin existen pretales con correas para controlar que no se nos escapen. 

     La cama de la iguana puede ser de arena, hojas de plantas, hojas de papel sin ninguna tinta ni escrituras, viruta y grava de peceras. Las piedras de los gatos no son aconsejables. 

     La temperatura ideal del terrario ronda entre 28 y 32°C pero un sector debe de ser más fresco, ya que ellas regulan su temperatura alternando muchas veces de sectores. El calor se logra mediante la colocación de piedras calentadoras, placas térmicas o lámparas. Necesitan como mínimo 45 minutos de luz solar directa, la cual no cuenta la que atraviesa los vidrios. Podemos reemplazar el sol con tubos de luz UV.




Ante cualquier inquietud, envíenos su consulta.